TALLERES PSICODRAMA FREUDIANO


CARACTERÍSTICAS BÁSICAS DEL PSICODRAMA FREUDIANO

“Comentarios en relación con los aspectos fundamentales del “Psicodrama Freudiano
Fernando Muñoz Caravaca

RESUMEN

El Psicodrama Freudiano es un proceso en grupo basado en el relato de una experiencia personal de Freud, el fort-da, en la que su nieto gestiona la ausencia de su madre con un juego.
Después de la escucha y la devolución por parte del terapeuta, con el que se da la transferencia vertical, el sujeto pone a los ojos del grupo y bajo su mirada una demanda; emergiendo un significante detrás del cual se esconde una falta y un deseo que quedó tapado por la repetición.
Definida la escena a representar, el sujeto elige, en un proceso de identificación movido por rasgos del otro en una transferencia horizontal, a sujetos auxiliares a través de los cuales escucha su propia demanda y descubre su falta y su deseo; con lo que se hace cargo del plus que él puso a la vivencia de la escena, recuperando su imagen real. Al atemperarse la represión la pulsión se moviliza mediante una expresión corporal, palabra encarnada, en la que lo sensorial se expresa a través de canales primarios en un espacio de conciencia que podemos llamar sensar donde el proceso cognitivo no contamina (etapa preverbal) y la verdad se manifiesta a través de un canal directo.
El psicodrama Freudiano es en primer lugar un análisis en grupo y no de grupo basado en el juego, en el que el sujeto puede explorar vivencias de su pasado en el entorno curador de un grupo heterogéneo sin categorías, imaginario ( no real) donde uno puede ser elegido por otro, representando algo distinto de lo que es en realidad para en un contexto de “gran familia”, reproducir escenas que emergen en el presente relacionadas con algo que el sujeto vivió en su pasado y que archivó de una forma determinada que encierran un
En el psicodrama freudiano se deja un espacio inicial donde se procesan las resistencias para que alguien se atreva a través de la palabra a abrir un proceso de exploración que le permita ponerse en contacto con una escena , describirla y representarla eligiendo a compañeros en función de un proceso de identificación con rasgos que recuerdan a la persona que sustituyen y a través del juego realizado en un contenedor ( el grupo que apoya, observa y participa) y de las asociaciones que van surgiendo, se actúa la escena apareciendo contenidos que ponen de manifiesto como la grabó el sujeto y cuál era la falta y el deseo latente para poder así tomar conciencia y cambiar el guión rompiendo la repetición y liberando los contenidos emocionales en una catarsis natural no inducida.
En la primera fase de exploración de la posible escena en la que hay implícita una demanda, a través de la escucha, el proceso asociativo y el discurso de la palabra, se va perfilando el tema emergente.
Por último vamos a hacer mención a la mirada en el Psicodrama, esta ocupa un papel fundamental pues es el otro al mirar el que da significado al discurso del sujeto que todo el tiempo se mueve en un proceso de identificación y espejo. Vínculo que tiene que ver con la mirada de la madre que está desde un principio junto con el contacto físico.
La importancia del primer “Punto de referencia” es crucial para la comprensión de todos los procesos relacionados con el establecimiento de Vínculos afectivos. Poco después del nacimiento, la primera mirada de la madre determina el desarrollo de la propia percepción y auto-percepción. Hasta el sentimiento mismo de SER – en- el- mundo, arranca de la cualidad (cálida o fría, presente o ausente...) de esas primeras miradas. “Si me miras, existo”. Lo que quiere decir, ni más ni menos, que sin tu mirada (de la madre), que me ve, me reconoce, me da existencia, me contiene, “yo no me siento existir “. Esta es, seguramente, la experiencia más determinante de la Vida del Ser humano, que seguirá teniendo vigencia a lo largo de sus relaciones posteriores, en relación con el apego o desapego y la calidad de los vínculos que se puedan establecer con otros seres humanos.
Tenemos un tercio de las vías nerviosas en la zona de los ojos. Esto nos da una pista de la preponderancia de este órgano sensorial en nuestra vida y nuestras relaciones. Ojos, oídos y nariz compones el primer segmento de los siete niveles corporales de los que habla W. Reich. Si después del nacimiento, este nivel corporal sensitivo no es integrado en un funcionalismo unitario, es responsable de falsos contactos con la realidad, disociación. La satisfacción emocional relacionada con este primer nivel (ojos, ido y olfato), produce placer y expansión conduciendo al encuentro con el mundo exterior desde la confianza, calma, deseo de intercambio y su carencia lleva a la fuga de la realidad, desconfianza, dependencia de los otros.

Consta de 4 talleres que se impartirán trimestralmente.

Fechas: 11 de febrero 2012
26 de mayo
septiembre ( estas fechas no están decididas)
diciembre

Cada taller será de dos horas y media, dará comienzo a las 10,30 de la mañana. Dos sesiones de 1h mas o menos, con un descanso entre sesión y sesión

Facilitados por Fernando Muñoz Caravaca: Psicoterapeuta, Kinesiologo, terapeuta Gestalt con más de veinte años de experiencia en trabajo de grupo y terapias personalizadas.

Precio por taller 25€

Para reservar llamar a los teléfonos: 968 650909 680215346